Seguramente que tienes un comercio o te estás planteando comenzar esta actividad empresarial, y te habrán hablado de las obligaciones fiscales, laborales, sobre prevención, protección de datos, y alguna otra, que son obligatorias.

Pero…., cuidado¡¡¡, porque es posible que se hayan olvidado de comentarte que es también obligatorio el darse de alta en el Registro de Comerciantes.

No quiero que te asustes, porque realmente se trata de un trámite más administrativo que otra cosa ya que  los objetivos de este registro son:

  • Elaborar un censo comercial
  • Facilitar funciones de control y tutela
  • Poder definir políticas de ayudas públicas al sector comercial

Pero es importante su cumplimiento, porque como siempre, la omisión de un trámite administrativo tiene sus consecuencias, que la administración correspondiente te va a hacer llegar a través de sanciones, y nosotros estamos para evitarlo.

Por ello te voy a indicar qué se entiende por actividad comercial,:

“el ejercicio profesional de la actividad de adquisición de productos para su venta, incluidas las llevadas a cabo en ferias comerciales y sin tener establecimiento comercial permanente”.

Tu actividad se encuentra encuadrada en esta definición, pues comprueba que ya tienes hecho debidamente tu registro o procede a hacerlo de manera inmediata.

Si quieres un asesoramiento sobre esta materia, no dudes en contactar.