La ley del IRPF regula la deducción por maternidad por hijos menores de 3 años de hasta 1.200 millones de euros para todos aquellos padres y madres que hayan sufrido una retención en 2016 y 2017, por lo que ya se ha abierto la segunda fase para reclamar el IRPF de maternidad desde 2014.
Aquellos que fueron madres o padres en 2014 y 2015 ya tenían opción de pedir la devolución desde diciembre pero ahora se extiende a aquellos que tuvieron hijos o hijas en 2016 y 2017.
En hacienda calculan en 1.714.000 el total de padres y madres que podrán solicitar la rectificación del impuesto de la renta para que se les devuelvan las cantidades retenidas de forma indebida. Así el pasado 3 de octubre se fijó una nueva jurisprudencia acordada por el Tribunal Supremo. Esta sentencia solo afectaba a las madres, pero más tarde se dieron cuenta de que esta podría haberse hecho extensiva a los hombre también por lo que el Gobierno decidió actualizarla. Además se añadieron a la lista de beneficiarios:
– Funcionarios que cotizan por mutuas.
– Empleados públicos no integrados en la Seguridad Social.

 

¿Quién es el beneficiario de la deducción por maternidad?

  • El abono anticipado de la deducción por maternidad se podrá solicitar por aquellos padres y madres con hijos menores de 3 años que realicen una actividad por cuenta propia o ajena por la que estén dadas de alta en régimen correspondiente de la Seguridad Social o Mutualidad, pudiendo reducir la cuota diferencial del IRPF hasta en 1.200€ anuales por cada hijo menor de 3 años.
  • En el caso de la adopción o acogimiento la deducción por maternidad se podrá llevar a cabo independientemente de la edad del menor, durante los años siguientes a la fecha de inscripción en el Registro Civil o durante los  años posteriores a la fecha de la resolución judicial o administrativa que la declare.
  • En caso de que la madre fallezca o la custodia se atribuya de forma exclusiva al padre o tutor, éste tendrá derecho a la práctica de la deducción por maternidad pendiente, siempre que cumpla con los requisitos previstos para tener derecho a su aplicación.

Formas para hacer efectiva la deducción por maternidad

  1. De manera anticipada, por cada uno de los meses en que estén dados de alta y cotizando en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o Mutualidad, con carácter general durante días mínimo, mediante transferencia bancaria, la cantidad mensual será de 100€ por cada hijo.
  2. Aplicando la deducción en la declaración anual del IRPF. Al percibir la deducción de forma anticipada no se minorará la cuota diferencial del impuesto.

Formas de solicitud

Cuando se haya presentado la solicitud de abono anticipado de la deducción por maternidad, no será necesario reiterar la misma durante todo el tiempo a que se tenga derecho, a excepción de las variaciones sobre venidas posteriormente.

  • Fallecimiento del beneficiario.
  • Baja del beneficiario.
  • Cambio de residencia del beneficiario.
  • Renuncia al cobro anticipado de la deducción.
  • Cambio de régimen de la Seguridad Social o Mutualidad del beneficiario.
  • Baja de alguno de los hijos.

En el caso de que tuviera que comunicar al mismo tiempo el alta de nuevos hijos y la baja de los que dejen de dar derecho a la misma, será necesaria la presentación de dos modelos, uno para comunicar las altas y otro para comunicar las bajas.

 

Los pronósticos desde el sindicato de hacienda son los siguientes, las personas que podían reclamar IRPF de Maternidad desde 2014 eran 1.016.371 en la primera fase, cuyos hijos habían nacido en 2014 y 2015, y en 1.022.163 se encuentran los que lo hicieron en 2016 y 2017, en total podríamos decir que más de dos millones de personas. La cifra media por baja de maternidad será de 1.600 € mientras que la de paternidad será de 383€, esto se debe a la diferencia en el tiempo que los progenitores percibieron la prestación.

¿Y aquellos contribuyentes que hubieran sufrido retenciones por el IRPF tras ser padres o madres el año pasado?

Desde la agencia tributaria nos hacen llegar que no deberán realizar trámite particular alguno, ya que su declaración de la renta de 2018 ya tendrá esas prestaciones como rentas exentas y las retenciones soportadas serán deducibles.